Friday, February 20, 2015

Government alleges coup plot and acts accordingly: Ledezma arrested

President Maduro has yet to produce evidence of an alleged coup plot against its government by air force officers, opposition leaders, and the United States. The Venezuelan executive has decided however to act according to its conspiracy claims and arrested the mayor of  Greater Caracas, Antonio Ledezma, a prominent opposition leader, accusing him of being part of the coup. The strongest evidence against them seem to be the confession of the military officers naming the opposition leaders, and a public document signed by the leaders.

In a national television, cadena shown at the same hour intelligence agents of the SEBIN were braking into Ledezma’s office and arresting him, Maduro accused the mayor of playing a “double game” by going to elections but at the same time plotting to overthrow his government.

He also said he has (but did not show) evidence of US embassy staff in Caracas who participated in the plot. 

“From Madrid, Bogotá, and Miami they [the enemies] have formed and axis and every day they publish outrageous things [barbaridades] about our fatherland. In Madrid newspapers they publish lies and manipulations in order to discredit Venezuela. It is a campaign against the country and the Revolution. It has become a center of permanent conspiracy,” said the president, stressing what he alleges is the international media component of the plot.
   
According to the government’s narrative, opposition leaders Antonio Ledezma, Maria Corina Machado, and Leopoldo López, would have signaled the coup to start with the publication in the daily El Nacional of their transition plan “Acuerdo nacional para la transición”. 

The document sets a general road map for “national recovery” but says nothing of a coup or of a violent takeover of the government. The Agencia Venezolana de Noticias however assures it contains the (presumably coded) order to use a Tucano type plane to bomb government’s installations in Caracas, including the building of the tv channel Telesur.

Government officials have also revealed other “semiotic” readings of the document signed by the opposition leaders. Vice-president Jorge Arreaza, for example, claims that because the document stresses the need “to reestablish in the short term the normal distributions channels for essential goods,” this amounts to evidence that the opposition controls those distribution channels and are sabotaging them (why else would they claim to be able to repair distribution line if they don’t control them?), and the document’s call for a need of decentralization of public powers is really a call for the end of “popular power” and thus a coded word for a coup d’état (see this video published by Runrunes.)
   
Within Chavismo, dissenting voices had expressed concern that the credibility of the government could be compromised if no meaningful actions were taken after accusing opposition leaders of plotting a coup or at least being aware of the conspiracy (read articles published in Aporrea asking why the government had not taken stronger actions here, here, and here.)

In July I was quoted in an AP note: “But Hugo Perez, a sociology professor at the Universidad Central de Venezuela, says activists have reason to worry. When a government starts talking about opposition plots, any target "is no longer a political adversary - it is the local agent of a foreign conspiracy and therefore an absolute enemy," he said.

Here is the complete report by the Agencia Venezolana Noticias:

Pueblo venezolano consolidará derrota de planes imperiales con la justicia y el honor en alto
Caracas, 20 Feb. AVN.- El presidente de la República, Nicolás Maduro, instruyó este jueves a los Consejos Presidenciales de Poder Popular a presentar un plan nacional que permitirá al pueblo venezolano permanecer rodilla en tierra en defensa de la patria y la Revolución Bolivariana, frente los ataques de la derecha venezolana con apoyo del imperio estadounidense, con justicia y el honor en alto.
Desde las afueras del Palacio de Miraflores, en Caracas, el mandatario llamó al pueblo a defender la paz nacional y a prepararse "para enfrentar cualquier escenario que se pueda presentar en Venezuela, producto de la agresión imperial estadounidense contra nuestro país", como el plan golpista develado la semana pasada, en el que están involucrados sectores de la ultraderecha y un reducido grupo de la Aviación Militar, con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos.
"En Venezuela gobernamos los venezolanos y las venezolanas bajo los dictámenes de la Constitución, del Plan de la Patria, y estamos haciendo Revolución Bolivariana, una revolución de independencia. Los imperialistas del norte no lo han aceptado, ni lo aceptarán jamás, así que nosotros tenemos que prepararnos, compatriotas, para defender la integridad de la Patria, la soberanía y la dignidad de Venezuela en todos los escenarios que se presenten hoy, mañana y siempre", manifestó.
El jefe de Estado señaló que el plan imperialista se expresa a través de la "cara política, la diplomática, la financiera y económica. Todos los días tras bambalinas, por debajo, buscan hacerle daño económico y financiero al país".
Entre los planes se incluye también la conspiración interna "con sectores de la derecha maltrecha", que respaldan acciones del eje de conspiración de la prensa internacional de Colombia, Estados Unidos y España, para tratar de vapulear la dignidad del pueblo venezolano.
Como un ejemplo de tales ataques, el Presidente mencionó la publicación de Revista Semana de Colombia, de una caricatura que deforma el Escudo Nacional de la República, para expresarse de forma despectiva del gobierno venezolano.
En este sentido, exhortó a los venezolanos incentivar el amor y valor de los símbolos patrios, como método de defensa ante las pretensiones de mancillarlos. "Vamos a salir a defender los símbolos patrios de Venezuela de manera activa, motivar el amor y valor de nuestros símbolos, vamos a responder esta grosería, vamos a levantar el honor de nuestra patria", aseveró.
"Desde Madrid, Bogotá y Miami han hecho un eje para conspirar contra Venezuela y todos los días publican barbaridades de nuestra patria. En la prensa de Madrid, en primera plana, salen mentiras y manipulaciones para desprestigiar a Venezuela. Es una campaña contra el país y la Revolución. Es un centro de conspiración permanente", denunció.
Doble juego de la derecha
El presidente Nicolás Maduro también denunció el juego de doble-banda de la derecha venezolana, que por un lado conspira contra el país con planes de golpe de Estado, y por otro participa en las elecciones y ejerce cargos públicos.
La derecha "juega a la doble-banda, ¿la doble banda cuál es? Participo de la política, opto a cargos, legalizo partidos, utilizo la libertad de expresión, giro por el país, saco mis votos aquí, mis votos allá. Soy alcalde aquí, gobernador allá, soy diputada. Pero saboteo la economía, me encapucho y hago guarimbas y mato a 43 venezolanos, se hieren a 850, se asesinan a funcionarios, y sigo conspirando para ver si logro comprar a alguien que tenga algún poder militar de destrucción. Lo han hecho todo, y los hemos descubierto y le hemos evitado al país, hechos graves de violencia", expresó.
El Mandatario Nacional instó a voceros de la derecha a acabar con la doble moral y a darle la cara a la justicia. Agregó que próximamente presentará, en cadena nacional, todas las pruebas y videos que revelan el plan realizado por representantes de la derecha, para derrocar el gobierno legítimo que él preside.
Entre estos personajes se encuentran Antonio Ledezma, electo como alcalde Metropolitano de Caracas por el actual sistema electoral venezolano, y María Corina Machado, elegida diputada para la Asamblea Nacional (AN) en elecciones libres y directas y quien perdió su cargo por conspirar contra el país, quienes la semana pasada emitieron un comunicado llamado "Acuerdo nacional para la transición", publicado por el diario El Nacional, el cual sería el primer paso para la activación del plan golpista del 12 de febrero de este año.
Al respecto, Maduro informó que por orden del Ministerio Público, Antonio Ledezma fue detenido y será procesado por delitos cometidos contra la Constitución y la paz del país.
Ledezma, exmilitante de Acción Democrática, fue uno de los firmantes del "Acuerdo nacional para la transición", publicado el pasado 11 de febrero, documento que sería el punto de partida para el desarrollo de un plan golpista desmontado la semana pasada por autoridades venezolanas.
Maduro apuntó que el vocero de la derecha venezolana "tiene un cargo de elección popular, el cual es reconocido por nosotros, como debe ser, y pretende utilizar la doble banda de los cargos públicos legales para buscar la violencia, el atentado golpista y la desestabilización", contra el pueblo y el gobierno de Venezuela.
En este sentido, aseveró que quienes estén detrás del desarticulado golpe de Estado tendrán que rendirle cuentas a la justicia venezolana. "Justicia, caiga quien caiga, llámese como llame, el que está detrás de estos atentados golpistas tiene que ir preso y va a pagar en la cárcel, sea quien sea. Ya basta de impunidad", agregó.
Indicó que dicho comunicado, firmado entre otros por Ledezma, "es plena prueba en los juicios que tienen que concluir con la aplicación de la justicia severa para defender al Estado, la patria y la paz", al tiempo que reiteró su llamado al pueblo a la paz, a no caer en provocaciones de la derecha, pero a continuar con temple el camino de justicia.
El jefe de Estado también apuntó que tiene en sus manos el manifiesto que enmarcaría las acciones posteriores al intento golpista, en el que se propone abrogar los poderes constitucionales para disolver la estructura del Estado.
Explicó que entre las premisas del manifiesto antidemocrático destaca la suspensión de las garantías, amenazas en contra de los colectivos y la misión cubana en Venezuela, "que dan cuenta la calaña de la gente que preparaba este atentado golpista. Solo a través de la justicia podremos derrotar estos intentos de golpe de Estado de desestabilización para darle al país paz permanente", agregó.
Injerencia directa de EEUU
Durante el acto con los Consejos Presidenciales, el presidente Maduro aportó detalles sobre la intervención de funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en el plan golpista que sería activado el 12 de febrero.
Indicó que posee pruebas de la participación personal de miembros de la embajada norteamericana, para tratar de fracturar la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), utilizando la sanción que el gobierno de Barack Obama trató de imponer a funcionarios venezolanos y que fue rechazada por el mundo e instancias internacionales.
Explicó que uno de los objetivos de la Embajada de Estados Unidos era presionar a los oficiales de la FANB para que aceptaran traicionar la patria, "pero hoy puedo decir que cada uno de los oficiales que fueron llamados, les dieron una respuesta de dignidad a estos funcionarios peleles de la embajada gringa".
"Son mecanismos desesperados de conspiración. Aprueban la ley de sanciones y luego una funcionaria -de quien tengo nombre y teléfono- llamaba a las esposas de algunos generales, una semana y media antes de la fecha que habían colocado para el atentado golpista, para decirles que estaban llamando de la embajada de EE UU para informarles que su esposos estaban sancionados y las visas de ellas y su familias estaban invalidadas, buscando crear la zozobra en la familia militar", detalló el mandatario.
Destacó que "las reacciones de nuestros oficiales fue de indignación total frente a las pretensiones de esta gente que se cree superior a nosotros, que nos desprecian; así como de solidaridad hacia toda la familia militar y con los oficiales que están siendo agredidos por esta embajada insolente en nuestro país".
Precisó que estos detalles son solo algunos los eventos que precedieron la fecha en que se activaría el fallido golpe de Estado. "Es evidente que está en marcha en Venezuela el plan para un golpe de Estado criminal contra el pueblo de Venezuela, lo denuncié y es así".

No comments:

Post a Comment